18 ¿A quién, pues, asemejaréis a Dios, o con qué semejanza le compararéis?