22 Pero no me has invocado, Jacob, sino que te has cansado de mí, Israel.