5 No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu descendencia, y del occidente te reuniré.