21 Por tanto, oye ahora esto, afligida, que estás ebria, mas no de vino: