7 En un momento yo puedo hablar contra una nación o contra un reino, de arrancar, de derribar y de destruir;