9 Y de pronto puedo hablar acerca de una nación o de un reino, de edificar y de plantar;