37 y son silenciados los rebaños apacibles a causa de la ardiente ira del SEÑOR.