16 El también será mi salvación, porque un impío no comparece en su presencia.