13 Devora su piel la enfermedad, devora sus miembros el primogénito de la muerte.