6 Y el SEÑOR dijo a Satanás: He aquí, él está en tu mano; pero guarda su vida.