14 Aunque sean muchos sus hijos, están destinados a la espada, y sus vástagos no se saciarán de pan.