23 Me esperaban como a la lluvia, y abrían su boca como a lluvia de primavera.