25 Pues lo que temo viene sobre mí, y lo que me aterroriza me sucede.