16 Y ahora en mí se derrama mi alma; se han apoderado de mí días de aflicción.