23 Pues sé que a la muerte me llevarás, a la casa de reunión de todos los vivientes.