22 que mi hombro se caiga de la coyuntura, y mi brazo se quiebre en el codo.