32 Si algo tienes que decir, respóndeme; habla, porque deseo justificarte.