12 Ciertamente, Dios no obrará perversamente, y el Todopoderoso no pervertirá el juicio.