12 No dejaré de hablar de sus miembros, ni de su gran poder, ni de su agraciada figura.