31 Hace hervir las profundidades como olla; hace el mar como redoma de unguento.