15 Pero El salva al pobre de la espada, de sus bocas y de la mano del poderoso.