19 ¿Nunca apartarás de mí tu mirada, ni me dejarás solo hasta que trague mi saliva?