5 El es el que remueve los montes, y éstos no saben cómo cuando los vuelca en su furor;