6 Ante él tiemblan los pueblos, palidecen todos los rostros.