4 Y el SEÑOR dijo: ¿Tienes acaso razón para enojarte?