39 Por eso procuraban otra vez prenderle, pero se les escapó de entre las manos.