5 Pero a un desconocido no seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.