27 pues el Padre mismo os ama, porque vosotros me habéis amado y habéis creído que yo salí del Padre.