3 Salieron, pues, Pedro y el otro discípulo, e iban hacia el sepulcro.