35 El Padre ama al Hijo y ha entregado todas las cosas en su mano.