8 Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar alimentos.