5 Y estaba allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.