2 Y le seguía una gran multitud, pues veían las señales que realizaba en los enfermos.