49 Pero esta multitud que no conoce de la ley, maldita es.