20 Pero vosotros, amados, edificándoos en vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,