26 Bueno es esperar en silencio la salvación del SEÑOR.