62 los labios de mis agresores y sus murmuraciones están contra mí todo el día.