31 Así, pues, guardaréis mis mandamientos y los cumpliréis; yo soy el SEÑOR.