28 Entonces habló el SEÑOR a Moisés, diciendo: