78 por la entrañable misericordia de nuestro Dios, con que la Aurora nos visitará desde lo alto,