8 Entonces ellas se acordaron de sus palabras,