44 se acercó a Jesús por detrás y tocó el borde de su manto, y al instante cesó el flujo de su sangre.