10 ¡Oh, si hubiera entre vosotros quien cerrara las puertas para que no encendierais mi altar en vano! No me complazco en vosotrosdice el SEÑOR de los ejércitosni de vuestra mano aceptaré ofrenda.