5 Pero Jesús les dijo: Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento.