22 y así los siete, sin dejar descendencia. Y por último murió también la mujer.