47 Y María Magdalena y María, la madre de José, miraban para saber dónde le ponían.