27 y se acuesta y se levanta, de noche y de día, y la semilla brota y crece; cómo, él no lo sabe.