35 Y al instante se abrieron sus oídos, y desapareció el impedimento de su lengua, y hablaba con claridad.