46 donde EL GUSANO DE ELLOS NO MUERE, Y EL FUEGO NO SE APAGA.