24 Un discípulo no está por encima del maestro, ni un siervo por encima de su señor.